Impresionante la Fortaleza de las mujeres, de lejos muy superior a la de muchos hombres, aunque algunos quieran seguir manteniendo la venda en los ojos. Una fuerza que viene de los antiguos tiempos y que se mantiene en los tiempos modernos.

Antaño, el hombre partía a la guerra, y con suerte volvía a casa tras varios años de campaña en el exterior. Tras su marcha, la mujer además de tener que soportar la pena y la incertidumbre de ver a su marido marchar a un destino incierto del que seguramente no volvería, tenía también que hacerse cargo de las tareas y labores que éste dejaba atrás, generalmente el campo, las bestias y la defensa. Unos trabajos muy duros, pero vitales para asegurarse la supervivencia de su familia.

We Can Do It

Esa Fortaleza propia de las mujeres se ha mantenido en los tiempos, incluso a salvado el Mundo. Pues no hace mucho, en la Segunda Guerra Mundial, gracias a que las mujeres trabajaban más de catorce horas en las fábricas de munición y altos hornos de fundición, se pudo mantener el esfuerzo de guerra y abastecer al frente, hasta conseguir una victoria definitiva contra el Fascismo. En la antigua U.R.S.S durante la guerra, las mujeres llegaban a morir víctimas de agotamiento.

En la actualidad, la Fortaleza de la mujer, gracias en buena parte a las cada vez mejores condiciones de igualdad entre una mujer y un hombre (un mismo Ser Humano), parece más clara o más fácil de entender. Si bien todavía existen muchos retrógradas y muchos frentes abiertos en muchas partes del Mundo, donde esta obviedad cuesta de asimilar. Tiempo al tiempo, pues al final, lo justo prevalece y prevalecerá, y “el lobo”, con las orejas cada vez más grandes, desaparecerá.

Particularmente, quiero hacer eco de un ejemplo real de esa Fortaleza inagotable de las mujeres, del cual he tenido la suerte ser testigo y que me ha llevado a escribir este post. Una Fortaleza que conlleva mucho trabajo, esfuerzo y sacrificio. Estoy hablando de la Asociación Empresarial Riu Valls y de sus artífices, nueve mujeres,  que tienen “la culpa”.

las cerezas del Valle

Una asociación empresarial gestada y dirigida por mujeres emprendedoras con un noble a la vez que duro fin, la defensa del Patrimonio Rural de sus bellas y únicas comarcas de La Vall de Gallinera y La Vall de Alcalá. Al mismo tiempo, han de hacerse cargo de sus familias, sus negocios (contabilidad, atender proveedores,etc.) y de lo que, según sus palabras es la causa de que residan allí, salvaguardar el magnífico Entorno, mientras que sus maridos trabajan el campo y las bestias. Culpables son, por citar un buen ejemplo estas mujeres de parar una macro-urbanización que algunos “crematoristas” trataron de levantar allí con sus respectivas rotondas y promesas de “progreso” bajo la manga.

LA Vall de GAllinera
Aquí el cemento no tiene lugar.

La Asociación Riu Valls nace en el año 2007 formadas por quince empresas de la zona, abarcando un amplio sector, bares, restaurantes, como los siempre deliciosos Sabors, Ca Vicent de la Tona o el siempre sorprendente Nou Tarrassó de la mano de la dulce Araceli, despachos de auténtico pan (delito es pasar por la zona y no probar los manjares dulces y salados de la Panadería Alemany)  empresas de limpieza, Elvi-net, empresas de servicios administrativos y mercantiles Servitesa, alojamientos rurales impresionantes y únicos como El Castellot o Ca Ferminet y empresas agroalimentarias como la de venta de cerezas de Alicia y su irresistible Temptaçió o el inconfundible Aceite de Oliva con D.O. El Setrill de La Vall, además de  (no olvidemos que las cerezas, las almendras, la miel y el aceite, son los reyes del mambo por estos lares).

Productos locales
Una de las consecuencias de salvaguardar el patrimonio: productos de toda la vida con unos sabores únicos.

En la actualidad el número de empresas pertenecientes a la Asociación Riu Valls a disminuido y algunas de las que siguen han cambiado de actividad, sin embargo, la misión y el propósito de salvaguardar su Patrimonio para las próximas generaciones se ha fortalecido y se ha vuelto más necesario que nunca, para ellas, pero sobretodo para nosotros. Además su blog “RiuValls” aporta información muy útil para otras mujeres que quieran montar una empresa, o para el viajero que este interesado en saber más de La Vall de Gallinera o La Vall de Alcalá (dónde dormir, dónde comer, qué ver…).

Sentido comun
Ingredientes para el pan normal: harina de trigo, levadura natural, agua mineral, una pizca de sal, mucho amor y grandes dosis de sonrisas.

No hay duda de que para estas incansables alifornianas, la clave esta en la unión para hacer fuerza, utilizando el corazón como la herramienta principal para conseguir llevarlo a cabo. El video a continuación lo demuestra 😉

 A nivel particular, cada una de estas luchadoras han logrado salvar los retos y dificultades de la Recesión, siendo negocios muy rentables a día de hoy. Ni falta las ha hecho re-inventarse. Su secreto a voces: sentido común (algo que en los entornos urbanos cada vez es más escueto) y mantener el “saber buen hacer”, abrazando las posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías. Por raro que pueda parecer, todavía existen muchos negocios en primera línea de mar, reacios a servicios tan básicos como tener Wi-Fi, allá ellos…

SENTIDO COMUN 2
Pregunta: ¿Para qué quiero poner wifi? “No quiero un cliente que pida un café y se tire toda la tarde en la terraza.”
Respuesta: Mejor eso, a tener la terraza vacía y pasar el tiempo lamentándose.

Sólo me queda dar las gracias a estas auténticas heroínas y animarlas a que sigan por ese camino de defensa, educación, incluso de promoción Turística de los valles del interior de la Montaña de Alifornia y gracias en el nombre de mis hijos y nietos todavía no natos, pues podrán ellos también conocer y disfrutar de La Vall de Gallinera y Vall de Alcalá.

Quizás te pueda interesar:

  • Reply Restaurante Sabors, atajo a la Felicidad. | ALIFORNIA 26/09/2013 at 14:52

    […] Asociación de Mujeres Rurales de la Montaña de Alicante RiuValls. […]

  • Leave a reply

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.