El Delta del Danubio, el mayor y mejor delta fluvial conservado de Europa.

El Delta del Danubio en Rumanía, es definitivamente uno de los mejores lugares de Europa para disfrutar de la fauna salvaje y en especial del avistamiento de aves ,”bird-watching”. Es el hogar de más de 300 especies las cuales viven a lo largo de los numerosos lagos y marismas que comprenden el Delta donde se incluye los últimos pelícanos europeos.

Sin duda este remanso de paz es el sitio perfecto para desconectar del estrés diario y conectar con la naturaleza, caminando y relajándose por las orillas, o navegando por sus tranquilas aguas al atardecer.

Una de las mejores formas de explorar el Delta del Danubio es abordo de la típica embarcación de los pescadores locales, no sólo ahorraras un buen dinero si no que la experiencia será mucho más larga y enriquecedora  que si por el contrario contratas un tour en grupos, ahora asegúrate que el pescador habla inglés pues conoce el Delta del Danubio como la palma de su mano y si le caéis bien os llevará por pasajes “secretos” y os relatara bastantes y buenas historias del lugar ;).

La mejor forma de explorar el Delta del Danubio es con una pequeña embarcación de algún pescador local

Evita en lo posible contratar la excursión en los alojamientos ya que estos lógicamente cargan comisiones elevadas. Nosotros contratamos la excursión en el propio pueblo pesquero de Murighiol (esta al lado de otro pueblo pesquero llamado Mahmudia donde también se puede realizar tours) , hablando directamente con los pescadores y negociando un precio razonable para todas las partes, al final pagamos unos 170 LEI (36€) por un tour privado de 3 horas, lo cual os aseguro no está nada mal y quedamos tan encantados con nuestro capitán de nombre “Bobby” que nos invitó a su casa a tomar un licor local y a conocer a su mujer, tras esto le volvimos a contratar otro tour al atardecer al día siguiente.

Como dato de interés, se puede visitar el pueblo más al Noreste de Rumania, Sulina, el cual es accesible en barco, teniendo que atravesar todo el Delta del Danubio, está apodado como la “Venecia rumana” y tiene una playa del Mar Negro, nosotros al ser solo dos, no pudimos ir ya que el viaje hasta allí subía de precio, pero si viajáis en grupo lo tendréis más fácil a la hora de contratar la excursión pagando mucho menos por persona.

Pelícanos europeos en el Delta del Danubio.

También se puede explorar el Delta del Danubio en canoa o kayac, nosotros vimos un par de empresas que ofrecían este tipo de tour, pero ya no nos quedaban ni muchos días ni muchas fuerzas tras recorrer parte de Rumanía así que nos decantamos por el barco. A pesar de la espectacularidad de la zona, el Delta del Danubio sigue siendo una zona muy poco concurrida por turistas por lo que la naturaleza sigue aún en un estado bastante virgen y apenas ha sufrido cambios.

Una de las experiencias más enriquecedoras que vivimos en el Delta del Danubio fue ver a los pelicanos en estado salvaje. Nos encantó observar a estas aves tan grandes y espectaculares en su estado natural, yaciendo tranquilas e inmóviles en la superficie del agua, sin inmutarse por los turistas que las fotografiábamos debido a que al final ellos están en su entorno mientras nosotros somos “simples visitantes” de paso. Verles despegar era otro espectáculo digno de admiración.

Tardes sosegadas en el Delta del Danubio, Rumanía.

De los atardeceres no voy hablar, es algo tan espectacular que no se puede explicar con palabras, ni siquiera con imágenes, es algo que todos deberíamos contemplar al menos una vez en la vida.

La zona del Delta del Danubio está compuesta por numerosos pueblos tanto pesqueros como rurales y de una capital Tulcea atravesada por el río Danubio. A lo largo de la región es fácil encontrar numerosos alojamientos, tanto hoteles como casas tipo B&B, nosotros en particular nos alojamos en uno que encontramos por Booking a orillas del Delta , Stanca Dunarii*** en Nufâru, el alojamiento había sido abierto recientemente estando las habitaciones muy nuevas y con vistas directamente al Danubio por lo que disfrutábamos de unos mágicos atardeceres así como por la noche de un cielo con millones de estrellas donde se apreciaba hasta la Vía Láctea.

Pocos espectáculos en la Tierra se asemejan a los atardeceres en el Delta del Danubio, magia y belleza en estados puros.

Estuvimos tan agusto que decidimos quedarnos un par de días más. Además tiene el restaurante al pie del Delta y elaboran comida tradicional donde destaca el caldero de esturión o de perca y los pescados frescos del Mar Negro y del propio Delta del Danubio. En definitiva un alojamiento ideal para moverse por la zona y descansar.

Sin duda alguna el Delta del Danubio es un enclave único dotado de una belleza sin igual siendo uno de los “últimos” paraísos naturales de Europa que sorprenderá gratamente a viajeros y turistas sean o no amantes de la naturaleza. Se encuentra en Rumania a unas 2 h 40 mins. en coche de la capital Bucarest, ciudad con muy buena conexión con varios aeropuertos españoles como Alicante, Barcelona, Madrid o Valencia.

El Delta del Danubio, sigue siendo como he dicho un lugar poco frecuentado por turistas y con unos precios por lo general bastante asequibles.  Este enclave natural es una de las joyas de Rumania y Europa que cumplirá con todas vuestras expectativas viajeras 🙂

Espero qué os guste.

Lucho Pérez

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *